Por: Manuelinho Do Nasimento

Deportivamente hablando, México llora, está triste, cabisbajo y meditabundo, pues la esencia de la patria, su selección mexicana de futbol, debutó en este 2012, con una amarga derrota, que a estas fechas, no los caliente ni el sol; mal se vio el equipo de casa, incluído “Er Chicharo”, los colombianos pasearon el balon y a los mexicas por roda la cancha, sintiéndose agusto, dueños de la situación y así lo confirmó el marcador, al final del encuentro 2-0, ¡Bú, bú!.

Al principio todo se inició bien para la oncena nacioal, pero poco a poco los jugadorres sudamericanos, se fueron apropiando del pasto, ante la desesperación del director técnico azteca, hasta que en un garrafal rebote del balón en manos de Memo Ochoa, el balón cayo en los botines de Rafael Falcao, que no pérdonó al cancerbero mexicano y ¡pácatelas!, a los 36 minutos 36, cayó el primer tanto.

Así las cosas Armando, el balón siguió rodando en la cancha del Sun Life Stadium de Miami, Florida, ante la desesperación de la afición de acá de este lado, que se encontraba viendo el juego en vivo, no se diga de los que lo estábamos viendo por la “tivi”, hasta los pelos nos jalábamos de ver tantas jugadas fallidas por los nuestros, hasta que en el minuto 59, después de desubicar los de Colombia a toda la defensa mexicana, cayo el otro melonazo y párele de contar.

Lo demás, es lo de menos, sirva como consuelo a la afición del Tri, que el arbitraje norteamericano fue bueno, aunque en honor a lavedad a Hernández, no le marcaron una clara falta cerca del área, pero eso… eso es otra historia y veremos como nos va en el próximo encuentro internacional, pues por lo pronto…

MEXICO LLORA.

Comparte:
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks